T

Niña de tenis traviesos,
tomas, tiras y atacas.
Te dejan caer en tentación.
Azota el suelo sacramental
gritando, pataleando.

“¡Tá desatada la niña!”
Que nadie te detenga, Teté.
Mucho menos el hombre
con forma de te.

Publicado por H. M. Huízar

H. M. Huízar escribe poesía y desarrolla videojuegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: